Buscar este blog

Cargando...

lunes, 6 de diciembre de 2010

ARTICULO PARA LA MUJER: Modo de Hablar.



"De nada servirá que usted exprese elogio o admiración a una persona con bellas palabras, si su corazón no posee amor y sinceridad".

Por: Teruko Taniguchi
La palabra tiene vida. Las palabras que denotan pureza espiritual purifican la mente de las personas que las escuchan, mientras que las palabras seductoras despiertan pasiones. Las palabras ríspidas hieren a los demás y las palabras de halago causan repugnancia a quien las escucha. Las palabras cargadas de cinismo y sarcasmo sólo sirven para tornar frío el sentimiento de las personas y suscitar antipatía. Las palabras bien humoradas ablandan el corazón de las personas. Las palabras de maldición no solamente hieren a los demás, sino también lastiman a la persona que las profiere. Y las palabras que expresan un amor sublime, como el de Dios, jamás dejarán de conducir a las personas a la felicidad.

Una joven trabajaba como empleada en una casa de familia. La dueña de la casa sufría de tuberculosis y vivía en cama dentro de su cuarto, situado en el piso superior. Cuando ella escuchaba a su esposo conversando con la empleada en el piso inferior, se levantaba de la cama y se arrastraba hasta la escalera para poder escuchar la conversación de ambos. Cuando su esposo salía, llamaba a la empleada y la reprendía, llena de rencor:

—        El modo de hablar con su patrón es muy suave. Es demasiado femenino. Cambie el tono de su voz. No hable de modo dulce con él.
Esa joven me dijo:
—        Por más que yo tome cuidado, mi patrona me regaña diciendo que soy delicada con mi patrón.
—        Usted simpatiza con él, ¿no es cierto?, pregunté. Sí, pues él es un hombre gentil y bondadoso.
-           Entonces, su patrona no podrá tranquilizarse. Mientras usted permanezca en su casa, la enfermedad de ella sólo empeorará.

Siguiendo mi consejo, la joven decidió salir de esa casa. A veces, una mujer pierde el empleo por tener un modo de hablar dulce y femenino. No es suficiente ser suave para mantener el empleo. Si el modo de ser de esa muchacha no dejaba reposar a la patrona en paz, induciéndola a levantarse de su cama y a arrastrarse varias veces por día hasta la escalera, debe haber sido porque ella sentía cierta atracción por su patrón, ¿están de acuerdo? Si su corazón fuese puro, ella no hablaría con un tono de voz que dejaba insegura a su patrona.

Muchas veces, veo a funcionarias de centros comerciales y de oficinas que dirigen miradas tímidas a sus colegas y los tratan con actitudes delicadas. Ellas no ven a sus colegas como compañeros de trabajo o jefes, y sí como hombres. Si ellas los considerasen simples colegas de trabajo, a pesar de existir una gran amistad, su modo de hablar y sus actitudes serían más firmes, y el ambiente de trabajo más puro y alegre. De este modo, las mujeres dejarían de sentirse inferiores al ser llamadas de rosas de la oficina.

Mujeres, no estoy queriendo decirles que mantengan una fisonomía dura y que caminen tiesas como los soldados. Al contrario, sean elegantes y al mismo tiempo firmes. No murmuren ruidosamente como mujeres sin clase, no hablen en tono estridente y metálico, ni usen el lenguaje propio de los hombres.

No hablen de modo meloso y adulador, ni digan ironías o indirectas. De nada servirá que usted exprese elogio o admiración a una persona con bellas palabras, si su corazón no posee amor y sinceridad. Tal actitud disgustará a los demás.

La educación moderna inventiva a los niños a expresar libremente lo que piensan, inclusive a señalar los defectos de los padres y de los profesores, efectuando rígidas críticas. Los alumnos que censuran severamente a los demás, señalándoles los defectos, son considerados sinceros y reciben elogios. Para celebrar su cumpleaños, una profesora distribuyó a sus cincuenta alumnos un recuerdito que confeccionó con mucho cariño. Uno de los alumnos que había aprendido que no se debe fingir satisfacción, y agradecer "de la boca para afuera" un regalo que no es de su agrado, dijo bruscamente: "¡No quiero esta porquería!". Existen personas que consideran a este tipo de niño espontáneo y sincero. Particularmente, cuando me enteré del caso, me sentí desolada. Es cierto que no es correcto decir lo que no se siente para agradar a los demás. Más, ese alumno debía tener en cuenta que la profesora le dio el regalo como prueba de cariño. ¿Será que fue correcta la actitud de ese alumno? De ninguna manera. Él se limitó a expresar claramente lo que sentía, no tuvo la capacidad de comprender la buena voluntad y el cariño de la profesora. Cualquiera que sea el regalo, debemos percibir el cariño de quien nos lo ofrece y retribuirlo con sincera gratitud. Las palabras con las cuales un alumno recibe el regalo que su profesora confeccionó con cariño, perdiendo su tiempo, demuestra la capacidad que él tiene de recibir el amor de las personas. Recuerde: son fríos los lugares de altitud elevada donde no hay nada que refleje la luz solar.

A veces, cuando viajamos en automóvil, vemos a nuestra frente un camión transportando una enorme carga. Mientras el camión no entra en una vía transversal o nosotros no lo ultrapasemos, continuaremos con la visión delantera obstruida. El camión nos incomoda y creo que cualquier persona en esa situación también deseará que salga de adelante. Un día, leí en el periódico que una persona, encontrándose en una situación semejante se puso nerviosa, ya que no veía nada enfrente. De repente, notó que en el parachoque del camión estaba escrita la siguiente frase: "Discúlpeme por estar delante suyo". Al leerla, la persona sonrió sin querer, y el nerviosismo desapareció inmediatamente, dando lugar a la alegría. Cuando leí ese artículo, reflexioné sobre cuán agradables son las palabras bien humoradas. Si no existiese humor, este mundo sería árido como el desierto. El ambiente de un hogar donde las personas pronuncian palabras bien humoradas es alegre y delicado como la primavera. El comedor donde las personas intercambian palabras bien humoradas es repleto de alegría, estimula el apetito y torna deliciosa la comida más trivial. Un lugar de trabajo bien humorado aumenta la motivación de los funcionarios.

Existen varias formas de hablar. Lo importante es hablar con buena intención y sinceridad, conscientes de nuestra posición y considerando la posición de los demás. Los hombres no deben conversar con una extraña del mismo modo como lo hacen con sus esposas, y las mujeres no deben hablar en tono de intimidad con hombres extraños como cuando lo hacen con sus maridos. Con los superiores, ellas deben usar palabras respetuosas y ser delicadas, pero al mismo tiempo firmes.

Es natural que haya intimidad en la relación entre enamorados, y entre marido y mujer. Pero, cuando exageran en la intimidad disminuye el respeto mutuo. Si la pareja trata de no perder el respeto mutuo, tanto en las actitudes como en el modo de hablar, se mantendrá una relación saludable. En el trato entre personas de sexos opuestos que no sean cónyuges ni enamorados, si la mujer comienza a ver al colega como un hombre, y viceversa, ese sentimiento se revelará en su manera de hablar, y una amistad pura será perjudicada.

Las palabras de adulación o de excesiva confianza pueden corromper a los demás, volviéndolos presumidos y vanidosos en lugar de elevarlos. Las palabras correctas, buenas y bellas son expresadas con naturalidad cuando la mente se torna correcta y repleta de bondad, y alegra la mente de las personas que las escuchan, mejorando sus destinos. Aunque diga severas palabras, si lo hace con amor sincero, con seguridad hará feliz a la persona que las escucha. Las palabras más valiosas son aquellas pronunciadas en conformidad con el sublime Amor de Dios, con la intención de vivificar y de elevar al prójimo.

De la revista Paloma Blanca, año XI, n° 121, págs. 8-10, Revista Sea Feliz 51, 1996.

6 comentarios:

  1. me gusto mucho tu articulo, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. MUCHAS GRACIAS, MUCHAS GRACIAS, AMO ESTA FILOSOFIA.

    ResponderEliminar
  3. MUCHAS GRACIAS, AVECE UNA SE COMPORTA DE MANERA Q NO CREE Q UN HOMBRE LO TOMA MAL.HAY Q ESTUDIARSE UNO MISMO Y COMPORTARSE










    ResponderEliminar
  4. HERMOSO MENSAJE DE REFLEXION SIEMPRE LA MUJER ES LA QUE DEBE DAR EL EJEMPLO EN TODO

    ResponderEliminar
  5. Siempre la mujer es el reflejo del amor de DIOS.

    ResponderEliminar

Los comentarios están sujetos a moderación